teen mom mtv

Un programa de MTV que reduce los embarazos adolescentes

Kailyn Lowry, de 17 años, permitió a la cadena de televisión MTV filmar su embarazo y el nacimiento de su primer hijo con la esperanza de persuadir a otros jóvenes como ella porque se esperaran antes de crear una familia. “He tenido dos criaturas fantásticas -admite Lowry, ahora con 21 años, casada y con un segundo hijo-. ¿Cómo se hace para compaginar los estudios con el hecho de tener dos criaturas pequeñas en casa?

El caso de Lowry parece que ha tenido impacto como mínimo en una parte de los espectadores. Un estudio publicado lunes por el National Bureau of Economic Research -una entidad norteamericana sin ánimo de lucro dedicada a la investigación en el ámbito económico- sugiere que el programa en qué ella apareció, 16 and pregnant -que en España se emite con el nombre de Embarazada a los 16 -, y sus spin-off podrían haber evitado más de 20.000 nacimientos de madres adolescentes en 2010.

La televisión como medio de concienciación

El estudio, elaborado por Melissa S. Kearney -directora del grupo de investigación Hamilton Project- y Phillip B. Levine -del Wellesley College-, defiende que estos controvertidos formatos han ayudado a reducir la tasa de natalidad entre las adolescentes casi en un 6%, en parte porque educan sobre las dificultades de tener una criatura, en parte porque ponen énfasis en las consecuencias del sexo sin protección y en parte porque promueven el debate sobre métodos anticonceptivos y embarazo.

El estudio de Kearney y Levine ha analizado los registros de nacimientos y los datos de audiencia televisiva facilitadas por Nielsen, y ha concluido que la tasa de embarazos adolescentes disminuye más rápidamente en las zonas de los Estados Unidos donde los jóvenes miran más la MTV -en general, no sólo los dos formatos sobre esta temática.

Audiencias dignas de admiración

Tanto 16 and pregnant como Teen mom son de los espacios más vistos de la MTV en los EE.UU., y algunos capítulos han conseguido más de 3 millones de espectadores. Pero también tienen críticos que consideran que exalcen la maternidad adolescente, sobre todo teniendo en cuenta que muchas de las madres se convierten en famosas a raíz de su participación al programa.

“La gente no es consciente de hasta qué punto los medios influyen en la vida de los jóvenes”, reflexiona Sarah S. Brown, responsable de una entidad de Washington dedicada a la prevención de los embarazos adolescentes, que considera “impresionantes” los resultados del estudio. Según esta organización, el show puede ser utilizado como herramienta educativa. “Puedes recibir tanta educación sexual cómo quieras, pero cuando te das cuenta que aquello te puede pasar a tú crea una sensación de realidad que es muy relevante para los adolescentes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *