Avicii y su lucha contra el hambre en el mundo

El alcance de la generosidad de Avicii se ha revelado una semana después de su muerte en Omán, con el DJ regalando millones a organizaciones benéficas. Gracias a sus canciones de éxito como Wake Me Up y Hey Brother, así como a su capacidad para conseguir más de 300.000 dólares para un concierto en un club, se cree que el DJ sueco ha acumulado una fortuna de alrededor de 60 millones de libras esterlinas (más de 109 millones de dólares).

Pero Tim Bergling, de 28 años de edad, donó millones a organizaciones benéficas para ayudar a evitar el hambre. Regaló un millón de dólares estadounidenses de su gira House for Hunger de 27 fechas por los Estados Unidos en 2012 a la organización benéfica Feeding America, según informa el New York Post.

Un famoso con un gran corazón

Al año siguiente donó otro millón de euros a la organización de ayuda sueca Radiohjälpen. Avicii dijo en una entrevista en 2013: “Descubrí cuando empecé a ganar dinero que realmente no lo necesitaba.” “Cuando tienes un exceso de dinero que no necesitas, lo más sensato, lo más humano y completamente obvio es dar a la gente necesitada.”

En 2015, abordó las cuestiones de la trata de personas y la violencia de las pandillas cuando dirigió los vídeos de sus temas For a Better Day y Pure Grinding. “Todas las canciones tienen una historia que quería contar”, dijo Avicii en ese momento. Aunque se ganó el reconocimiento por una serie de sencillos, realmente se convirtió en un éxito mundial con la canción Levels en 2011, en la que se sampleó Etta James y alcanzó el estatus de platino en al menos diez países.

Un referente en el mundo de la música

Avicii también trabajó con una gran cantidad de grandes nombres fuera del mundo de la EDM (música electrónica de baile), a saber, Coldplay, Robbie Williams, Rita Ora, Lenny Kravitz y Leona Lewis. Según la revista Forbes, ganó 19 millones de dólares en una gira mundial en 2015. El DJ sueco dejó de viajar en 2016 después de que la vida en la carretera afectara seriamente su salud.

Los problemas de salud de Avicii comenzaron en enero de 2012, cuando pasó 11 días en el hospital con pancreatitis aguda, supuestamente causada por el consumo excesivo de alcohol. “Beber se convirtió en una rutina para mí, pero es imposible seguir viajando y bebiendo al mismo tiempo, porque te vas a estrellar”, dijo a Evening Standard en 2014. También luchó contra problemas de salud mental y física, en parte causados por su consumo excesivo de alcohol, y sus amigos expresaron su preocupación de que se estaba excediendo.

La familia de Tim publicó una carta abierta en la que insinuaban que se había quitado la vida. En su carta publicada en Aftonbladet y traducida del sueco original, escribían: “Nuestro querido Tim era un buscador, un frágil alma artística en busca de respuestas a preguntas existenciales.”